¿Pendiente de hacer un video porno casero? Pasos para cuando se pongan kinky

Si tú y tu pareja son de los que no creen en tabúes y van pendientes, aquí te dejamos consejos básicos para que eso quede como una película de James Cameron.

 

Primero lo primero: nalgadita al miedo escénico. Si se decidieron a hacer un video porno casero para disfrute personal (así siempre comienzan las cosas) tienen que alejarse de la pena y los prejuicios. Hay pocas cosas más eróticas que verte a ti mism@ en plena acción con tu pareja, no solo por el simple acto sexual sino por el descubrimiento de tus propios sonidos de placer, tus posturas, tus caras; una oportunidad para verte como jamás te habías siquiera imaginado.

¿Tienes dudas sobre el asunto?

Te cuento que por ahí corre abiertamente que Catherine Fulop se la pasa grabándose con el esposo mientras tiene sexo ¿Por qué? Porque le da placer y morbo. La actriz venezolana que está más buena que comer con las manos se casó con Osvaldo Sabatini (quien también está divino) hace 19 años y todavía la pasión está intacta. La practica de grabarse mientras tienen sexo hace que mantengan vivo el deseo. En mi opinión: muy buena idea.

“Cuando me casé con Ova, yo también pensaba:’ ¿y si perdemos la pasión?’. Y la verdad es que no sucedió, pero sobre todo porque hubo un cambio en nosotros, logramos una conexión que va más allá del amor. Mira, aún hoy el sexo es el 80 por ciento de nuestra pareja y eso es así porque nos animamos al juego, a la locura. Hay que agarrarse de todo: ver videos porno, disfrazarse, jugar con las fantasías, meterse sorpresivamente en albergues transitorios, lo que se te ocurra” -Catherine Fulop.

¿Y si me descubren?

Los videos porno caseros parecen que tienen vida y pensamiento propio porque, de una u otra manera, siempre consiguen salir a la luz. No nos vamos a caer a coba: existe una posibilidad muy alta de que alguien lo consiga. Puede que la cosa no termine en perezhilton.com porque tú no eres Justin Bieber y Selena Gomez pero si tu mamá consigue la grabación sería igual de terrible.

¿Qué hacer? No te grabes teniendo sexo con nadie que no sea tu pareja, preferiblemente alguien en quién confíes tu vida. Después del show, guarda la grabación en un lugar que solo tú conozcas. Dejarlo en el escritorio de la PC es pedir a gritos que lo pongan en youporn.com.

“Creo que nadie debería reprimirse aún si el precio es que después esos video se divulguen” –Catherine Fulop.

Porno hecho en casa

1.- Historia. 

Esto no es grabar “The Great Gastby”, esto es porno. Piensen en lo que les gusta a ambos cuando ven porno. Es recomendable que  se vayan por lo seguro y sencillo: doctor/enfermera o algo parecido, porque seamos sinceros: porno-con-trama a veces es muy fastidioso y solemos adelantarlo hasta la “parte buena”.

2.- Escenario.

Así como la historia, es mejor mantenerlo sencillo y simple ¿Un montón de tomas, de recorridos? ¿Para qué? Procuren que todo ocurra en una misma habitación, sobre todo si es la primera vez.

3.- Cámara.

No importa si alguno de ustedes trabaja para Venevisión y tienen una cámara profesional arrechísima que graba HD y los sonidos del corazón. La cámara debe ser liviana y pequeña ¿Por qué? Para no ser usada solo con un trípode sino para que también hagan tomas de cada uno de ustedes sosteniendo la cámara e intercambiando turnos.

4.- ¡Sin tabú!

Dejar los miedos es esencial. No solo para que se vea todo mucho más real sino para que no haya problemas en el “departamento de erección” por miedo escénico. Si están grabándose es porque lo pensaron bien y están seguros del asunto.

5.- Desenfreno sin cinturón de seguridad.

Sean ustedes mismos sin que nada los detenga. Giman, griten, muerdan, muévanse como quieran y hagan todo lo que les pida su cuerpo. Cuando vean los resultados estarán más contentos si tienen sexo desenfrenado que un sexo débil y temeroso.

Sin Tabú

Grabar un video porno es una experiencia increíble. Me atrevo a decir que será algo inolvidable, salga o no bien. La experiencia te da la oportunidad de convertirte en la versión más erótica de ti mism@, y disfrutar esto con tu pareja es un plus extra muy genial. Si lo piensan muy bien, son lo suficientemente responsables para hacerse cargo del video luego de grabarlo puedo asegurarles que no se arrepentirán.

¿Ya lo han hecho? ¿Les gustó? ¿Lo harían otra vez? Déjenme sus comentarios al final.

 

Quieres contactarme?