Hombres: tips para que no les digan “mala cama”

A cualquiera se le muere el ego si nos dicen “mala cama”. Olvídate de eso con estos tips que te damos en criollito.

 

Tan bellos los hombres que creen que se las saben todas. Está comprobado que aproximadamente 6 de cada 10 hombres – con el atoro de meterlo- se olvidan de actos claves para hacer del sexo más placentero para las mujeres.

Esto no es ciencia cuántica, es tan sencillo como tener en cuenta estos tips y prestar atención al leer las reacciones del cuerpo de su mujer para que seas el “mejor sexo de su vida”.

Actívate y anota

1. ¡Qué ladilla el foreplay!

Pe-can-do. Besar es delicioso y a las mujeres nos encanta, casi tanto como cuando nos tocan allá abajo. Una buena sesión de besos no le cae mal a nadie y nos prepara mejor para lo que viene.

2. ¿Otra vez en cuatro? 

Con todo lo que ven de porno en internet, ¿vas a seguir pidiendo la misma posición? Nos aburrimos con facilidad así que es mejor que se pongan creativos. Las sorpresas sexuales son las mejores, además, nos dan la impresión de que se toman la vaina en serio y le han puesto cabeza al asunto. Sabrán devolverles el favor con sabrosura.

3. ¿Sucio? ¡No, mijo, no!

El aseo es primordial. Las mujeres somos super fastidiosas con eso. Antes de que pases pena cuando te diga que no porque hueles peor que el Guaire, mejor échate una agüita y un jabóncito. Saludos al sentido común.

4. ¿Y tú no piensas bajar?

¡Uy! En lo que fuerces a tu mujer a que te dé sexo oral, entiéndase empujándole la cabeza como si se la estuvieras hundiendo en el cuello, vas a recibir cualquier cosa menos placer. A las mujeres nos gusta complacerlos pero debemos sentir que lo hacemos porque queremos, no porque ustedes nos están obligando ¡Paciencia! 

5. “Mami, dime papi”

Las palabras sucias – sea como sea que ustedes entiendan, usen y tripeen esto- nos gustan, pero hay momentos en los que preferimos un sexo más relajado y amoroso. Tienen que aprender a identificar los momentos y el humor de su mujer. Aunque no es tan difícil, buena suerte con eso.

6. ¡Muérdeme una!

Unos mordisquitos en todos lados son deliciosos pero ¡hey! suavecito. No te estás comiendo una chuleta en El Junquito. No a todas las mujeres les gusta andar con marcas en la piel, así que debes tener mucho cuidado con la intensidad de los mordiscos.

7. Se oyen grillos.

¿No se escucha nada cuando están teniendo sexo? Esto es de parte y parte: a ambos les gusta escuchar gemir, gritar, pedir más a la otra persona, este tipo de “sonidos” incentiva y excita aún más. No se queden callados y expresen todo lo que sienten.

 

Repito: esto no es ciencia cuántica, es simplemente prestar un poco más de atención, tomarse un poco más de tiempo para hacer las cosas bien y dedicarse al asunto. Les va a ir bien si leyeron con cuidado.