Alicia en su erótico y pornográfico país de las maravillas

Alicia en el erótico país de las maravillas

 

Alicia estaba leyendo a solas en su habitación, perdida en ese mundo de las maravillas en el que la gustaba vivir. Iba vestida con unos shorts rosas y una camiseta blanca, y no sabía si era la lectura o sus adicción al sexo , pero el caso es que ella estaba muy, pero que muy cachonda..

Casi por arte de magia, como si hubiera salido de sus mejores sueños, un chico al que no conocía pero que cumplía todos y cada uno de sus patrones de belleza apareció tras su cortina, como si hubiera olido la lívido que desprendía Alicia y hubiera trepado hasta su ventana en busca de sexo puro y duro.

 

Alicia en el erótico país de las maravillas

Alicia en el erótico país de las maravillas

Alicia en el erótico país de las maravillas

 

Alicia estaba asombrada, miró perpleja a la pantalla de su portátil para cerciorarse de la hora y cuando se quiso dar cuenta él ya estaba en su cama tratando de desnudarla. Ella estaba totalmente fuera de juego, no se lo esperaba, pero después de pensarlo durante unos pocos segundos se dejó llevar y permitió que su nuevo amante comenzara a sobarla todo el cuerpo

 

Alicia en el erótico país de las maravillas

Alicia en el erótico país de las maravillas

 

Alicia en el erótico país de las maravillas

Rápidamente, él la arrancó la camiseta y dejó a la vista las tetas perfectas de Alicia. Posteriormente la obligó a que le agarrara la verga y comenzara a chupársela sin contemplaciones.

Nuestra protagonista de hoy notó como una y otra vez la polla de su amigo la rozaba la campanilla. Estaba húmeda y quería sentir esa verga dentro de su sexo.

 

Alicia en el erótico país de las maravillas

Alicia en el erótico país de las maravillas

Alicia en el erótico país de las maravillas

 

La mamada estaba siendo larga y constante, hasta que él decidió que era el momento de penetrarla. Tras arrancarla los shorts y las bragas comenzó a embestirla. Los gritos de placer de Alicia resonaban por toda la casa. Las tetas de nuestra protagonista de hoy botaban al ritmo de las acometidas, y entonces ella decidió que era el momento de tomar la iniciativa

 

Alicia en el erótico país de las maravillas

Alicia en el erótico país de las maravillas

Alicia en el erótico país de las maravillas

 

Tras unas cuantas cabalgadas encima de su amante, ella se corrió. El placer era indescriptible, pero cuando recobró la conciencia después de algunos segundos en los que se había dejado llevar por los brazos del placer, vio como su amigo se estaba corriendo encima de ella. Cerró los ojos y cuando los volvió a abrir él ya no estaba, pero su semen seguía en su entrepierna. No se lo podía creer, pero estaba agotada, así que cerro los ojos y se durmió. Ya mañana intentaría entender que había pasado

 

Alicia en el erótico país de las maravillas

Alicia en el erótico país de las maravillas

Alicia en el erótico país de las maravillas

 

3 thoughts on “Alicia en su erótico y pornográfico país de las maravillas

Quieres contactarme?