6 medicinas comunes que pueden destruir tu deseo sexual

pareja1

Al igual que existen medicamentos para incrementar el deseo sexual, así como cantidad de suplementos alimenticios para el mismo efecto, algunas sustancias que pueden salvarte la vida también echan por tierra cualquier interés en el sexo. No se trata de dejar de tomarlas –a menos que tengas tendencias suicidas–, sino de que tu médico te recete alguna solución alternativa.

Otras causas del bajo deseo sexual –depresión, estrés– deben tomarse en cuenta también. Aquí va la lista de sustancias a las que podría culparse en caso de que tu deseo sexual no fuera el adecuado.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

Como dijimos, la depresión en sí misma puede disminuir tu deseo sexual, pero también antidepresivos como Prozac, Zoloft, y otros inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). Opciones como Wellbutrin y Viibryd cumplen la misma función sin los efectos secundarios, a decir del doctor Irwin Goldstein, director de medicina sexual del hospital Alvarado de San Diego. Otros estudios sugieren que el ejercicio físico –especialmente en mujeres– puede compensar la caída del deseo sexual causado por estos medicamentos.

Antidepresivos tricíclicos

Los ISRS pretendían ser la evolución de los antidepresivos tricíclicos, que dejaron de usarse en los 90. Sin embargo, algunos médicos aún recetan tricíclicos (como Elavil) no sólo para tratar la depresión, sino también el dolor asociado al herpes. Sin embargo, estos también matan tu líbido. Un cambio en la dosis podría aliviar parcialmente la caída del deseo sexual.

Pastillas anticonceptivas

Es una gran ironía que las pastillas que usas para tener sexo sin quedar embarazada puedan hacer que no quieras tener relaciones del todo. Los anticonceptivos orales pueden disminuir los niveles de testosterona, afectando la líbido. Si no quieres probar métodos de barrera como condones o diafragma, puedes utilizar parches anticonceptivos. Curiosamente, en algunas mujeres las pastillas anticonceptivas pueden producir el efecto contrario, alentando el deseo sexual.

Proscar

Proscar se utiliza para tratar la hiperplasia prostática benigna (HPB), o inflamación de próstata. Es un problema que tarde o temprano llegará a la mayoría de los hombres. El ingrediente activo del Proscar, la finasterida, impide que la testosterona se active, y un nivel bajo de esta hormona puede afectar el deseo sexual del hombre. Un tratamiento alternativo como la resección transuretral de la próstata (RTUP) es una operación muy sencilla que consiste en remover una porción de la próstata, lo que podría evitar la necesidad de utilizar medicamentos.

Propecia

Parecida al Proscar, Propecia se utiliza en dosis bajas para prevenir la caída del cabello en hombres. La misma sustancia (finasterida) puede afectar el deseo sexual de hombres más jóvenes que aún no tengan problemas de próstata, pero sí de alopecia (calvicie). Tratamientos como Rogaine no tienen efectos secundarios en el ámbito sexual.

Antihistamínicos 

Aunque antihistamínicos como el Benadryl o el Chlor-Trimeton puedan ser de gran ayuda para ayudarte a combatir tus alergias, también pueden destruir temporalmente tu líbido. La solución en este caso puede venir del tiempo que pasa entre tomar el medicamento y tener sexo. Según la doctora Allison Dering-Anderson, del Centro Médico de la Universidad de Nebraska, afirmó que los antihistamínicos son eliminados del cuerpo en ocho horas en pacientes jóvenes. Sin embargo, debes recordar que los antihistamínicos también están presentes en una gran variedad de medicamentos para el resfriado común (aunque probablemente si tienes un catarro no tengas muchas ganas de tener sexo de cualquier modo.)

– See more at: http://avantsex.com/6-medicinas-comunes-que-pueden-destruir-tu-deseo-sexual/#sthash.Hpd8Kewa.dpuf

Quieres contactarme?